El equipo de Rosabus al completo, familias incluidas, pasó un fin de semana en Calera de León participando de numeroso talleres, entre ellos de pasteles navideños, de quesos, de embutidos etc. Los niños disfrutaron de actividades campestres, especialmente cuando les llevaron a una finca ganadera del pueblo donde pudieron ver a las cabritas, ovejas y cerditos.

 

Calera de León se sitúa sobre una colina de 710 m. de altitud de Sierra Morena, rodeada por un dominio montuoso cubierto de dehesas pobladas de grandes encinares, pinares, castaños, robles y otras especies. Su orografía culmina en el pico de Tentudía que con sus 1.104 ms. constituye la cota más elevada de la Baja Extremadura.

 

En el monte más alto se sitúa el templo de “Santa María de Tentudía”,  erigido a la categoría de monasterio por el Papa León X en 1514. A partir de la construcción de este templo, al que se le fue dotando de grandes rentas, y con la edificación posterior del Conventual Santiaguista, Calera de León pasó a constituir uno de los centros más significativos de la Orden de Santiago.

La Cena de Gala tuvo lugar en el claustro del monasterio, de planta cuadrada y construido en piedra. Este y otras dependencias de este enclave histórico se decoraron para albergar la cena de gala de todo el equipo de Rosabus.  

Un fin de semana en familia muy emotivo, como siempre en Rosabus.