La empresa de autobuses sevillana y andaluza especializada en el mercado internacional, ROSABUS, ha firmado, en su stand de FITUR, con representantes de Mercedes Benz un importante pedido para ampliar su flota con cinco nuevos autocares híbridos. Concretamente van a adquirir tres Intouro hybrid y dos Tourismo 16 RHD, que son una buena muestra de la apuesta de la empresa familiar sevillana por ser parte muy activa de este movimiento para que el turismo, elemento clave para la economía española, siga siendo fuente de riqueza y al mismo tiempo fomente y proteja nuestro patrimonio natural y cultural.

Rosabus, primera empresa del servicio exclusivo discrecional turístico a nivel nacional en conseguir su certificación en Huella de Carbono, sigue apostando así por fomentar un turismo sostenible y respetuoso con el ecosistema que minimice el impacto de la actividad económica en el medioambiente y cree riqueza a largo plazo.

El nuevo módulo híbrido permite al Intouro ahorrar hasta un 5% de combustible y por tanto reducir también las emisiones. La tecnología híbrida del Intouro hybrid es sencilla. La energía recuperada se almacena en supercondensadores. Son ideales para alternar constantemente entre carga y descarga al parar e iniciar la marcha. El segundo componente es el motor eléctrico. El grupo se posiciona entre el motor de combustión interna y la caja de cambios automática. El motor eléctrico respalda al motor de combustión interna, permitiendo reducir así notablemente el consumo de combustible. En comparación con otras propulsiones híbridas, en lugar de una costosa red de alto voltaje, dispone de una red separada de 48 voltios. Se trata de una tecnología de bajo voltaje y, por tanto, no resulta peligrosa.

En cuanto al Tourismo, equipado con motor BlueEFFICIENCY Power con BlueTEC 6 destaca por su ahorro de combustible, bajo consumo energético, alta fiabilidad y largos intervalos de mantenimiento. Por otro lado, los sistemas de asistencia a la conducción, como el Powertrain Predictive Control, PPC, contribuyen a una conducción eficiente y económica, lo que no sólo redunda en la reducción de emisiones, sino también en una optimización de los recursos y por tanto en la eficiencia.

De esta forma, Rosabus sigue persiguiendo su compromiso en convertirse en una empresa 100% carbón neutral en los próximos años y demuestra que va más allá de las nuevas normativas y de las exigencias de los clientes, estando cada vez más sensibilizados y comprometidos en mitigar su impacto medioambiental porque la sostenibilidad forma parte de su ADN desde que fundaran la empresa.